Origen de Aguilar

El pueblo de Aguilar del Alfambra está enclavado en la sierra de El Pobo, y a 18 Km., de Castelfrío. Dista 18 Km., de Aliaga, del que fue partido judicial, 47 de Mora y 53 de Teruel, capital de la provincia. Actualmente pertenece al Partido Judicial de Teruel.

Está recostado en la ladera de un montículo llamado el “Cerro”, mirando al mediodía, por eso se le llama el “Solanar de la Sierra”.

Sitio magnífico para resguardarlo del viento Norte -Cierzo- que tanto azota en el llano, y en donde se encuentran sus ricas y prósperas tierras.

E1 origen de Aguilar nos es desconocido, pero sabemos por la historia que en el año 1170 fue tomado a los musulmanes por el rey D. Alfonso II, llamándose entonces “AGUILAS DEL ALFAMBRA”. Según la Tradición, el antiguo pueblo de Aguilar, estaba enclavado en la partida denominada los “ALIAGARES”, casi a 2 Km., del actual más o menos. Era un barrio de Ababuj y, a consecuencia de una epidemia, murieron todos sus habitantes, excepto una joven que se fue a vivir al pueblo de Ababuj.

Dejó, pues, de existir dicho barrio, y luego ¿en qué año empezó a construirse el nuevo pueblo? Se ignora. Sus ricas tierras serían motivo suficiente para que alguna familia se estableciese aquí y, poco a poco, se fuera formando, ya que de esta forma aparecieron no pocos pueblos.

Las casas más antiguas del pueblo están construidas con madera procedente del “BARRANCO PINAR”, sito a 2 Km., del pueblo, en el camino a Miravete de la Sierra. En dicho barranco no existe pino alguno, ya que desapareció, según la Tradición, a consecuencia de un incendio.

Fotografía antigua Aguilar del Alfambra

Por la historia de la Virgen de la Peña sabemos que la Imagen era del tiempo de los Godos, y cuando los musulmanes invadieron la Península, siglo VIII, se supone que un pueblo existente en las cercanías la escondió para que no fuese profanada.

Luego, al ser liberada esta comarca del poder musulmán, se apareció. Esto indica que en la invasión ya existía un pueblo y no sería nada imposible, según la Tradición, que el primitivo estuviese en la partida de los Aliagares.

Las razones que pueden alegarse en su favor son: que la distancia a la Peña es corta y desde allí se veía perfectamente y con facilidad podía defenderse. Que las ruinas del Castillo, todavía existentes, indican que un castillo de esas dimensiones no tenía objeto como simple fortaleza para defenderse algunas fuerzas, sino más bien para defender el pueblo dominándolo desde sus altas torres y estrechas almenas. Por eso, dicha fortaleza la construyeron los Godos o los Musulmanes.

Falta saber si el actual pueblo de Aguilar, reconquistado por Alfonso II, es el continuador del primitivo emplazado en los Aliagares. No hay certeza absoluta, pero en el momento de su reconquista era independiente y con jurisdicción propia.

Los documentos más antiguos que poseemos unidos a la Historia de la Virgen de la Peña y la Tradición constante, son suficientes para pensar que el actual pueblo es el continuador del desaparecido y que su fundación es anterior al siglo XII.

¿Cuáles fueron los motivos del nuevo emplazamiento? No lo sabemos, aunque pueden aducirse algunas razones.

panorámica Aguilar del Alfambra

El sitio de los ALIAGARES era tierra cultivable, llana e inutilizada no era rentable; allí el pueblo estaba a la intemperie, por lo que el cierzo azotaría fuertemente; el barro, en invierno, lo haría intransitable; en tiempo de lluvias y tormentas el agua embravecida, procedente de las altas cumbres, lo inundaba todo, cortando las entradas y salidas de la población; las comunicaciones con los pueblos vecinos eran penosas y peligrosas por los constantes cruces del río, barrancos y ramblas.

Así pues, en el sitio elegido no se inutilizaban tierras de labor; estaría protegido del Cierzo, azote de los pueblos de la serranía; la comunicación con los pueblos limítrofes era equidistante; la huerta quedaba más próxima y la topografía del terreno no suponía grandes alturas ni rodeos, quedando libre de ramblas y barrancos.

Muy lentamente, y con el transcurso de los años, y quizá con el advenimiento de nuevas familias iría poblándose. Las primitivas viviendas sufrirían lentas reformas. Los materiales de madera y piedra estaban a su alcance; el yeso, cal y teja árabe los tenían en los pueblos circunvecinos.

Fotografía antigua Aguilar del Alfambra

Puede afirmarse que las primeras viviendas de Aguilar se construyeron por nuestros antepasados en el Barranco, Barrio Alto y Barrio Pérez. El terreno era abundante y así lo demuestran la mayoría de las construcciones que, de generación en generación, han llegado a nuestros días.

En su lento crecimiento surgió el Barrio de la Peña y el núcleo de los alrededores de la Iglesia. De la Placeta se prolongaron calles en dirección a la Mayor y Sahuco; la primera ascendió al Barrio Alto y la segunda hasta el Barrio de la Peña.Otras calles, provenientes del Barrio Pérez, tuvieron salida a la Mayor, finalmente, ésta y la calle Sahuco confluyeron en el Barrio Bajo éste el último en construirse y poblarse